Etapa 6
Ruta del Azogue en la Ciudad de Sevilla

  • Recorrido: 4 Km.
Sevilla. Torre del Oro.

Descripción de la ruta

Ya hemos comentado la gran importancia del azogue para el desarrollo económico de España y la América Colonial en la Edad Moderna y la importancia que tuvieron los caminos que hemos recorrido. En esta ocasión proponemos una pequeña ruta de unos 3 kilómetros por la ciudad de Sevilla, en la que pasearemos por los lugares e instituciones que tuvieron un papel relevante en el transporte del azogue al Nuevo Mundo y en la plata que, gracias al azogue, venía de América para ingresar en las arcas de la Corona y de los comerciantes.

Imagen La ruta que detallamos en el mapa va desde el antiguo emplazamiento del Puente de Barcas, actual Puente de Triana o de Isabel II (1) a las Atarazanas (2), para dirigirse después al Archivo General de Indias (3). Después cerraremos el círculo por cualquiera de las calles que nos llevarán otra vez hasta el río, pasando por la plaza de toros de la Maestranza. Así llegaremos a El Arenal, la explanada donde antaño se realizaba el embarque del azogue para el viaje transatlántico.

Imagen Como puede verse en la pintura de Sánchez Coello y en el plano del siglo XVI, en aquella época El Arenal era un gran espacio abierto a la orilla del río, situado entre la Puerta de Triana y la Torre del Oro. El Arenal de Sevilla llegaba hasta las Atarazanas (2), donde se concentraba una parte importante de la actividad portuaria de la ciudad. Hay una comedia de Lope de Vega que se llama precisamente "El arenal de Sevilla" y que refleja de forma magistral el ambiente sevillano de aquel tiempo. En la actualidad, El Arenal es el nombre del barrio que ocupa esta zona y está totalmente construido.

Imagen Sevilla albergó la primera sede de la Casa de la Contratación durante 214 años. La elección sevillana de esta ubicación se debió a la seguridad que su puerto fluvial ofrecía en aquella época a los galeones que llegaban del Nuevo Mundo cargados de plata. Además, las comunicaciones terrestres interiores eran mucho mejores que las de las otras ciudades cercanas. Sevilla tuvo en aquel tiempo un gran desarrollo económico y comercial, y aportó cosmopolitismo e intelectualidad a la España de la época. La primera sede de la Casa de la Contratación fueron las Atarazanas Reales (2) y posteriormente las dependencias del Real Alcázar. En 1717 fue trasladada oficialmente a Cádiz, donde funcionó durante 73 años más. Hemos querido recrear la ruta que el azogue realizaba dentro de la ciudad, pero Sevilla es mucho más y merece la pena dedicarle tiempo, recorrerla y disfrutarla.

Imagen Para seguir la ruta del azogue en toda su integridad peninsular deberíamos llegar hasta Sanlúcar de Barrameda. Este último tramo peninsular antes de iniciar la travesía transatlántica no es carretero ni arriero sino fluvial, ya que para ir de Sevilla a Sanlúcar se utilizaba el Río Guadalquivir. Hay que indicar que el cauce del río se ha ido modificando con el paso del tiempo, abriendo canales para suprimir meandros y reducir kilómetros. Los sedimentos impiden realizar el recorrido por donde pasaban los galeones, pero la belleza del paisaje sigue siendo la misma de antaño.

Imagen El viajero ávido de sensaciones y curioso tiene la posibilidad de realizar este tramo de la misma forma que el azogue: navegando por el río. Para realizar este camino, complementario de los anteriores, tenemos la posibilidad de desplazarnos por el río en pequeños barcos turísticos de forma parecida a como lo hacían los galeones o las barcazas que transportaban el azogue. Para ello, en la Estación Marítima de Torre del Oro existen empresas que ofrecen recorridos en barco desde el Puerto de Indias en Sevilla hasta la desembocadura del Río Guadalquivir en Sanlúcar de Barrameda.