Ubicación Monesterio - Castilblanco de los Arroyos

Descripción de la ruta

La ruta que vamos a seguir circula en un 65% de su recorrido por pistas y caminos.

Imagen Saldremos de Monesterio (1) por el Camino Real del Azogue, actual Carretera N-630, e iremos alternando tramos de camino y carretera durante 9 kilómetros hasta encontrar una área de servicio de la Autovía de la Plata, que bordearemos para tomar la primera pista a mano derecha que encontremos.

Si no dejásemos la N-630, podríamos seguir las variantes del Camino Original, que por la carretera y desde este punto van a Sevilla, pasando primero por Santa Olalla del Cala y después sin abandonar la carretera, hasta El Ronquillo, donde el camino presenta dos opciones: una pasando por El Garroboy la otra por Las Pajanosas.

Imagen Nosotros seguiremos por la pista indicada, que también forma parte de la Vía de la Plata (i) y que discurre por el Camino de Monesterio a El Real de la Jara (2). La pista es ancha y está bordeada de pastos y bonitas dehesas. Durante la ruta cruzaremos distintos arroyuelos y el último, el de la Víbora, es el límite entre las Comunidades Autónomas de Extremadura y Andalucía. A mano izquierda veremos el Castillo de las Torres (1) y en un kilómetro llegaremos a la población de El Real de la Jara (2).

Imagen Saldremos de El Real de la Jara (2) por el Camino Viejo de Almadén de la Plata o de los Bonales. Iremos siguiendo a la inversa las señales de la Vía de la Plata (i). A los 25 kilómetros tendremos que franquear una pequeña puerta situada a nuestra izquierda, donde empieza un tramo de unos 200 metros con una fuerte pendiente, por lo que echaremos pie a tierra. El esfuerzo merece la pena, ya que a partir de aquí hasta Almadén de la Plata (3) el camino es precioso, el paisaje hace honor al nombre del pueblo que acabamos de pasar y un mar de jaras nos acompañará durante muchos kilómetros.

Imagen Desde Almadén de la Plata (3) podríamos continuar por la Vía de la Plata (i) en dirección a Castilblanco de los Arroyos (5), pero recomendamos tomar la carretera A-450 que nos llevará de nuevo al Camino Real del Azogue, por el que llegaremos hasta El Ronquillo (4).

Como hemos comentado anteriormente, por El Ronquillo (4) no pasa un único Camino del Azogue. Los carreteros utilizaban indistintamente varios ramales para llegar a Sevilla a fin de que hubiera suficiente pasto para sus bueyes. El primer desdoblamiento se produce en la misma población, ya que un ramal va hacia Castilblanco de los Arroyos (5) y el otro hacia El Garrobo y Las Pajanosas. Estas dos últimas opciones, el CAMINO ORIGINAL – POR EL GARROBO y el CAMINO ORIGINAL - POR LAS PAJANOSAS circulan por carreteras asfaltadas, por lo que para ciclistas, caminantes y jinetes nuestra recomendación, que es la que hemos seguido nosotros, es tomar el Camino Original que se dirige a Castilblanco de los Arroyos (5). De todas formas y dada su importancia histórica, en el mapa adjunto dejamos constancia del recorrido e información de las poblaciones por las que discurren las otras dos opciones.

Imagen Nuestra ruta, la que se dirige hacia Castilblanco de los Arroyos (5), sale de El Ronquillo (4) por el este de la población, tomando el Cordel de Guillena por el que llegaremos a la Urbanización Lagos del Serrano, donde podemos visitar el Embalse del Cala, situado a un kilómetro a nuestra izquierda. El carreterín que sale de El Ronquillo (4) va degradándose, convirtiéndose enseguida en una pista de tierra y piedra suelta. Siguiendo la ruta, encontraremos la Rivera del Cala (2), que cruzaremos por el puente de la presa, y en 6 kilómetros llegaremos a Castilblanco de los Arroyos (5).

Imagen Hay que explicar que el camino que se recorre hoy en día entre El Ronquillo (4) y Castilblanco de los Arroyos (5) no coincide exactamente con el antiguo, ya que este último ha quedado inundado en parte por el Embalse del Cala.