Descripción de la ruta

La Etapa circula en un 85% de su recorrido por pistas y caminos.

Imagen Saldremos de Azuaga (1) en dirección norte por la carretera BA-016 para tomar el Camino de Berlanga a Granja de Torrehermosa. Hay que estar atentos al mapa / GPS ya que el principio del camino es difícil de distinguir. Este punto es de especial importancia, ya que aquí el Camino Real del Azogue se divide en dos: el Camino Carretero Occidental que se dirige hacia Berlanga (2) y el Camino Carretero Oriental que se dirige hacia Malcocinado y Alanís. En esta ocasión, nosotros seguiremos el Carretero Occidental.

Imagen Tomaremos el camino indicado rumbo oeste en paralelo al cauce del Río Bembézar. Siguiendo la ruta, llegaremos a la Reserva Natural del Parque “Las Quinientas” y a la presa del arroyo Culebra, que cruzaremos por el Puente de los Ocho Ojos (1), por el que entraremos en Berlanga (2). Continuando la ruta, llegaremos a Ahillones (3) y posteriormente a Llerena (4).
Saldremos de Llerena (4) en dirección oeste hacia la pedanía de Ribera de los Molinos, donde dejaremos el Camino Original, ya que a partir de aquí, según nos ha informado la agrupación ASTOLL, un tramo del camino no puede realizarse por estar vallado. La ruta escogida a cambio inicia desde allí una fuerte subida y se va internando en la sierra. Hay que estar atentos (Mapa/GPS) y continuar siempre por el camino más usado, ya que en función de la época del año, la vegetación puede dificultar su seguimiento. Una vez arriba, iniciaremos el descenso que nos llevará hasta la Cañada Real Soriana, desde donde por caminos en buen estado y bastante llanos, y entre un paisaje típicamente serrano, pasaremos por el Cortijo de Gallicanta.

Imagen Continuaremos la ruta y llegaremos al Puente medieval de Gallicanta (2), por donde cruzaremos el Río Viar. Este era el único paso en esta zona por el cual las carretas podían cruzar el río. A partir de aquí, el camino se convierte en una pista muy ancha, que nos llevará directamente y sin parar de subir hasta Montemolín (5).
De Montemolín (5) a Monesterio (6), el Camino Original discurre íntegramente por carretera asfaltada. Como en otras ocasiones y con la finalidad de evitar el asfalto, proponemos realizar esta parte de la etapa por un camino que, cruzando grandes extensiones de campos y dehesas, nos llevará, dando un rodeo, de nuevo hasta el Río Viar. Una vez cruzado, iniciaremos la última subida para llegar a Monesterio (6).