Descripción de la ruta

La ruta propuesta circula en más de un 60% de su recorrido por pistas y caminos.

Imagen En la primera parte de esta etapa, en el tramo que va de Azuaga a Alanís, el Camino Original circula por el Cordel de la Carretera de Sevilla, actualmente ocupado, prácticamente en su totalidad, por la carretera asfaltada BA-018. Igual que en otras ocasiones, para este primer tramo hemos buscado caminos alternativos que sin perder la esencia del Camino Original eviten al máximo el asfalto y resulten más agradables.

Imagen Saldremos de Azuaga (1) rumbo sur por el Camino del Zurrón. Siguiendo la ruta, llegaremos en unos 13 kilómetros al puente del Río Sotillo (1). A algo más de un kilómetro del puente, la ruta propuesta deja la carretera para seguir un camino paralelo a la misma durante 3 kilómetros, después de los cuales se reincorpora a la misma y ya no la dejaremos hasta Malcocinado (2). El esfuerzo que comporta el circular por este camino paralelo a la carretera no posee por ahora suficientes alicientes para su realización, es un sube/baja continuo, con pocas vistas y con el piso deteriorado expresamente para que no se circule por él. Existe voluntad de los ayuntamientos por los que transita para arreglarlo, pero el trabajo no está finalizado. Hemos marcado la ruta por él pero recomendamos abandonarlo y seguir la carretera si se encuentra en mal estado.

Imagen Saldremos de Malcocinado (2) siguiendo la citada carretera en dirección sur. A los pocos kilómetros podremos dejarla y realizar un tramo de unos 2 kilómetros por el cordel (encontraremos un punto que nos obligará a echar pie a tierra). Los que no quieran bajar de la bicicleta tienen la posibilidad de seguir la ruta por carretera (Ruta alternativa 1). Por ambos caminos llegaremos al punto más alto de todo el Camino Arriero, el Puerto de la Higuera, donde volvemos a tomar la carretera e iniciaremos el descenso hacia Alanís. A la altura del cruce con la carretera que va a Guadalcanal abandonaremos el asfalto y tomaremos un camino que nos llevará a la Cañada Real de Esteban Núñez o de las Merinas.

Imagen La cañada va bajando en dirección sur y paralela a la rivera del Benalija. Pasaremos por el lado de los Molinos del Ciprés, el Molino de Antonio y el Molino de Neto. La ruta está señalizada y nos llevará hasta la carretera, la cual cruzaremos para seguir por la Vereda de las Dehesillas. En estos últimos kilómetros, desde que dejamos la carretera que va a Alanís, existen varios tramos que obligan a volver a echar pie a tierra. En este caso, la belleza del camino bien vale el pequeño esfuerzo de empujar la bicicleta. De todas formas, los que quieran ahorrarse este trabajo, pueden seguir la (Ruta alternativa 2) por la carretera.

Imagen Siguiendo la ruta, encontraremos el Cortijo del Pelado Grande, donde iniciaremos un fuerte descenso de unos 100 metros de desnivel, que en un kilómetro nos llevará hasta las vías del ferrocarril, donde después de cruzarlas, tomaremos el Camino de las Merinas.

A unos 44 kilómetros de la salida encontraremos el final del Camino de los Aguardienteros, alternativa que puede tomarse en Alanís y que por su belleza hemos creído que puede ser una buena opción en caso de disponer de tiempo para realizarla.

Imagen Seguiremos nuestra ruta hasta la estación de ferrocarril de Cazalla de la Sierra (2). El Camino Original continúa desde la estación de tren rumbo a El Pedroso, siguiendo la rivera del río. En este punto, nuestra propuesta es dejar el Camino Original para visitar y pernoctar en Cazalla de la Sierra (2). El trayecto es una cuesta suave y asfaltada, en la que a los 5 kilómetros de la estación encontraremos un desvío a la derecha para visitar la Cartuja (2).